Registrese para comprar

REGISTRESE PARA COMPRAR Y ESTAR INFORMADO DE OFERTAS Y NOVEDADES

Recuperar contraseña

Tipos de té y accesorios

Contacta por Skype

Google+

Newsletter

RSS BLOG TIENDA DE TES

Propiedades del te verde

Camelia Sinensis o Thea Sinensis

El árbol del té es un árbol procedente de Oriente, denominado por los botánicos Camelia Sinensis o Thea Sinensis. Es un árbol de hoja perenne, elíptica, flores blancas y fruto capsular con tres semillas negruzcas. Puede alcanzar hasta los 10 o 15 metros en estado salvaje, aunque se suele tallar a 1,10 metros, del suelo para facilitar su recolección.

Hay cuatro tipos principales de té pero con múltiples variedades que dan lugar a mas de 3000 tipos de té en todo el mundo.

TÉ VERDE (Es un té sin fermentar) es decir, no es sometido a ninguna oxidación durante el proceso de elaboración.Se elabora por recolección de la hoja, la cual se deja secar y seguidamente se le aplica un tratamiento térmico(cocción al vapor y secado al fuego) para detener la fermentación de las enzimas responsables de la oxidación y, así, se elimina todo esbozo de fermentación y las hojas conservan su color y sus elementos orgánicos esenciales.

Acabada esta etapa, las hojas han ganado una flexibilidad y ductibilidad que permite al productor pasar a la fase del enrollado, que exige también alta precisión.  El enrollado puede ser mecánico o manual.

El paso último es el del secado: las hojas son sometidas a una deshidratación para garantizar la conservación del té. En el caso de los tés verdes chinos la operación de secado se repite hasta que las hojas no contengan más de un 5% de agua.

PROPIEDADES DEL TÉ VERDE

Ante todo, el té verde es un poderoso antioxidante.El contenido de catequinas e isoflavonas que se     encuentran en sus hojas lo convierten en uno de los mejores aliados para luchar contra problemas relacionados con el envejecimiento o el aparato cardiovascular.

Ayuda a reforzar el sistema inmunitario, reducir el colesterol, eliminar la celulitis por acumulación de líquidos.

El té verde es anti cancerígeno. Varias investigaciones favorables hay al respecto. Esto se debería también a su gran contenido de antioxidantes.

El té verde también es estimulante.Al tener cafeína, esta bebida también sirve para la concentración y el estímulo mental de una manera mucho más saludable que en otros brebajes de similares características.

 Ayuda a la disminución del colesterol y los triglicéridos, aumentando su excreción.

 Protección contra la arterioesclerosis.

Disminución de el riesgo cardiovascular.

Disminución de la grasa corporal.

Regulación del nivel de insulina en sangre. Óptimo para el tratamiento de la diabetes y Obesidad.

  

 COMO PREPARAR UN TÉ VERDE

El té verde, al ser uno de los más delicados dentro de su especie, no debe ser preparado con agua demasiado caliente ni tampoco necesita un tiempo excesivo de reposo.

Lo ideal es echar el agua caliente en la tetera y después introducir el correspondiente infusor con el té (una cucharadita de postre de té por taza) en su interior, para efectuar la infusión.

 El tiempo de reposo, dependerán de lo que tú desees obtener. Si quieres un sabor más suave y delicado, aunque resignando algunas propiedades, el tiempo de reposo no deberá sobrepasar los tres minutos. Caso contrario, deja que repose unos cinco minutos en total.

El agua que emplees para preparar un té verde nunca debe estar a más de 80 grados centígrados, ya que el agua más caliente no dejará un buen sabor y oxidará las hojas.

Puedes añadir miel, azúcar, limón o leche a la infusión, aunque siempre es mejor consumirla en su estado más natural.

Cuando nosotros (los occidentales) tomamos una infusión, lo hacemos en la confianza de que nos alivie de algún mal, y exigimos que sus efectos sean casi inmediatos; como lo haría cualquier medicamento al uso. Lo indicado es disfrutar de los remedios naturales para prevenir y no para curar.