Propiedades del Rooibos

ROOIBOS

El té Rooibos, es en realidad una infusión, ya que no proviene de la Camellia Sinensis, sino de un arbusto de origen sudafricano.

Tiene la particularidad de ser una tisana con excelentes propiedades, capaz de emular los efectos (en algunos aspectos) que tiene el té rojo.


El Rooibos es bueno para:

Los trastornos digestivos e intestinales.

Para fortalecer los dientes y huesos.

Tiene efecto antioxidante y anti radicales libres.

Ayuda a rejuvenecer la piel.

Es remineralizante provee al organismo de minerales tales como el magnesio, importante en el control de las arritmias cardíacas.

Ayuda a perder peso al ser un diurético suave.

Colabora para la salud bucal eliminando bacterias.

Es equilibrante del sistema nervioso.

No tiene cafeína y puede ser consumido por hipertensos.

Ayuda a combatir las alergias.

Ayuda a reducir el colesterol en la sangre.

Las propiedades del Rooibos, hacen de esta exquisita infusión, un aliado ideal para las personas que padecen enfermedad del corazón y tienen limitado el consumo de otras infusiones y bebidas, tales como el téy el café, por su alto contenido en cafeína, un alcaloide que puede ser muy peligroso para el enfermo cardíaco.
 

 Cómo preparar el té Rooibos

El rooibos se prepara como cualquier infusión. Simplemente tienes que dejar que el agua hierva, agregar en la tetera y luego introducir el saquito o las hebras que quieras preparar, dejando reposar entre 3 y 5 minutos. Añadir azúcar al gusto.
 

Cuando nosotros (los occidentales) tomamos una infusión, lo hacemos en la confianza de que nos alivie de algún mal, y exigimos que sus efectos sean casi inmediatos; como lo haría cualquier medicamento al uso. Lo indicado es disfrutar de los remedios naturales para prevenir y no para curar.


<